Logo Mistium
 
A s o c i a c i ó n     d e     A r t e     M u l t i d i s c i p l i n a r
 
Concursos y Certámenes   Inicio
Inicio
  CONCURSOS Y CERTÁMENES
         
 
  Concursos y Certamenes de la Asociación Mistium



I Certamen Poético-literario, Mistium



Mistium
 
POESÍAS GANADORAS DEL, I CONCURSO POÉTICO-LITERARIO DE LA ASOCAICIÓN DE ARTE MULTIDISCIPLINAR, MISTIUM

Poesías ganadoras del, I Concurso Poético-Literario de la Asocaición de Arte Multidisciplinar, Mistium.

 
 
 
1 PREMIO DE POESÍA
 
Poeta; Andrés Martínez Morte
Poesía; La agonía de Arse
 
(Serventesios dodecasílabos)



Este día llueve madera sobre Arse
Madera emplumada, vestida de fuego
Los íberos buscan donde refugiarse
Llegó la hora del llanto y del odio ciego

El hierro baila en esas fuertes murallas
En una macabra y cruel danza mortal
Los filos libios atraviesan las mallas
Con una estocada certera y fatal

La sangre corre por las violadas calles
El rojo humor de las venas de los míos
Ten seguro que a la primera que falles
Tu sangre se unirá a esos lúgubres ríos

Destrozan las casas feroces engendros
Terroríficos monstruos no vistos antes
Enormes criaturas grises y con cuernos
Se trata de los terribles elefantes

Ya pasó todo. Los viles cuervos miran
Desde los cielos la ensangrentada calma
Buscando los cuerpos que ya no respiran
Los huecos recipientes de sacras almas

El alma del fiero lince se hizo trizas
Se alzó en victoria el escorpión de Cartago
De los incendios quedaron las cenizas
De los gritos de pánico, un eco vago

Y aunque la ciudad nunca pasó de mano
Y nunca fue ni será de Aníbal Barca
Toda bravura y resistencia fue en vano
Se esfumó, dejando una humeante marca
 
 
 
2 PREMIO DE POESÍA
 
Poeta; Juan Risueño Lorente
Poesía; No hay culpas
 
No hay culpas entre los escombros.
Quién rompe a llorar ante la selva de la muerte
caminará golpeando piedras que el tiempo ya ha disuelto
para siempre. Así no se despiden
de sus siempres de ceniza
y abrazados a nada de sus gritos
se envenenan.

No hay culpas entre los escombros.
Perdidos en su sangre han de aprender los maestros
cosas que no fueron, viajando con sonrisa
de zapatos de aventura. Las estrellas
serán los pájaros que el pensamiento corona.
El amor morderá algunas tardes un trozo de pan,
y su suma volverá a mentir entre sus piernas.

No hay culpas entre los escombros.
Los cuerpos medio apagados dirán fuimos
apenas con la boca. Paraísos de efímero
futuro, hacen al sol mañana azules
como milagro para los pobres a oscuras.
A veces mueren esculpidos
por si sirven en su memoria hasta los ojos.

No hay culpas entre los escombros.
Donde hubo se acarician otras mesas.
No es sencillo estar vivo entre las tumbas,
parecer salpicados de otros nombres,
maldecir ser esclavos bajo el agua,
guardar la verdad en el ocaso,
pero cantando en silencio libertades.

No hay culpas entre los escombros.

No ha pasado de moda la vida sigue...
 
 
 
3 PREMIO DE POESÍA
 
Poeta; José Carlos Lloréns "Charles"
Poesía; Gota de rocío
 
Transparente silueta que en dinámico equilibrio
recorres el cauce furtivo de una hoja y te precipitas a su extremo
en un consentido coqueteo con la gravedad.

Voluptuoso volumen que en caprichosa forma
albergas el líquido elemento
como patente herencia del matutino rocío.

Perlado cristal que te acumulas en más gemelas gotas
por un recorrido de suave pendiente donde te espera el vacío,
pues precipitarte es su destino.

Bien como fina lluvia tempranera,
bien como humedad o manto de rocío,
tu lecho de gotas multiformes confirman el amoroso abrazo
entre madrugada y naturaleza, entre volumen y superficie,
entre lo plano y lo convexo.

El minúsculo hangar que da cobijo al fluido evento
que genera en paciente espera definir la geometría de su feudo
y posado cual irreverente atalaya emerge desde el nivel cero
para cobrar forma caprichosa, para ser reconocida al universo,
como insigne gota de rocío.

El frescor y la renovación delatan
que termina la gélida noche,
que el amanecer comienza a despuntar
mostrándote orgulloso como síntoma y pionero.

Recortándote bien pomposo, con la luz del rayo y su vehemencia,
tu transparente presencia, tu cristalino color de antojo.
 
         
  Arriba